martes, noviembre 04, 2008

Cine Negro

El otro día nos enganchamos en la tele con una típica película hollywoodense (suele ocurrir): The Pursuit of Happyness. Y me calenté (sé que no debería hacerlo) con esta historia que te enrostran como mito del emprendedor americano exitoso. ¿Quién puede creer que un afroamericano pobre pueda llegar a millonario? ¿Quién puede creer seriamente que existe la movilidad social ascendente? Evidentemente este Chris Gardner es la excepción. Los yanquis seguramente se emocionan al ver la película ("un canto a la vida", dirán), a mí me resultó de una moraleja perversa e insultante para los millones de casos que "no son la excepción". Incluso una banalización de lo que el propio Gardner debió sufrir en sus muchos años malos. Ya cuando lo ves al simpático de Will Smith en el papel protagónico decís: "este tiene cara de que al final le sale todo bien", y no sufrís más. Esta es exactamente el tipo de historia que un típico clase media (consumidor por excelencia de estos productos culturales) quiere ver, un típico clase media quisiera que así fueran todos los pobres, alienándose de una comunidad que no se hace cargo de ellos. Es la construcción fantaseosa y cristalizada de un pobre por oposición: los que no son como es Chris Gardner ahora, es porque no pusieron suficiente empeño o, pobrecitos, no tienen capacidad para dejar de ser lo que son o salir de donde nacieron naturalmente. De una forma u otra, yo no tengo nada que hacer.

Este muchacho, abandonado por todos y con un niño a cargo, tuvo que arreglárselas absolutamente solo para salir adelante, llegando incluso a pasar la noche en un baño público. La moraleja es que valiéndose de su solo "talento", perseverancia, imaginación, ¿fe? y qué se yo qué otras cualidades por el estilo, el tipo pasó de estar en la ruina a ser millonario. Y tampoco es que tuvo suerte, la historia deja bien en claro que no hay nada de eso, le sale todo mal, todo es cuesta arriba. No lo ayuda nadie, todos le dan la espalda, salvo cuando le dan un cuarto para pasar la noche en una Iglesia Metodista. ¿El Estado? Nada, el Estado es caca. Sus únicas participaciones son: encarcelarlo una noche por no pagar multas de tránsito y embargarle USD 600 en la cuenta por no pagar impuestos. Su reacción es llamar por teléfono (¿al 0800-AFIP?) y reclamar "¡No pueden quedarse con mi dinero!".

En vísperas de estrenar presidente de color, no puede soslayarse que la sociedad norteamericana maltrata bastante a su comunidad afro americana (aunque tiene ciertas ventajas respecto de otras minorías étnicas, a quienes maltrata aún más): en pleno boom inmobiliario, los pedidos de créditos de los negros eran rechazados el doble de veces que los pedidos de los blancos, a igual nivel de ingresos. El sistema bancario negó créditos al 20% de los negros con ingresos de 60 mil anuales, pero un solo un 17% de blancos con ingresos de 40 mil (datos extraídos de esta nota). Por supuesto, los negros son los mayores perjudicados por la crisis al haber sido empujados a créditos de riesgo. Adivinen qué vendía el bueno de Gardner cuando las cosas empezaron a salirle bien: pensiones jubilatorias (¿y qué? Con una AFJP de las nuestras y un curso de 48 semanas con Tony Sorete, cualquiera puede hacerse millonario). Ahora que es pudiente, y para no olvidarse de sus raíces, tiene el título de filántropo, que nobleza obliga, es mucho más de lo que hace la mayoría de sus colegas de clase, pero la actitud de filántropo es la de aquel que da una dádiva al desfavorecido o desafortunado, o mejor dicho: al "carente de talento", desconociendo toda esta serie de desigualdades obscenas de neto corte socio-histórico que lo posicionaron en ese lugar "desafortunado".

Sin embargo la enseñanza del mito americano es que nada de esto importa, que si te lo propones (y tienes condiciones, por supuesto, sino jódete) puedes llegar a la cima (final con barras y estrellas de fondo …. y fade out).

8 Comentarios:

Blogger Marcos espetó...

Consideremos los atenuantes del caso:
1)Nos encontramos ante lo que se llama un "Blockbuster" y no frente a una emisión de Ficciones de lo real en canal 7.
2)No la ví, pero entiendo, por tu relato que se trata de una historia con un final obligado y no un final riguroso.
3)Este tipo de películas, y algunas con más méritos tambien, son filmadas por tipos que tienen en su contrato la cesión de lo que se llama derechos de montaje al estudio: Filman material como para elegir después como termina la película y los ejecutivos proyectan Workprints a grupos de personas heterogéneos y, encuesta mediante ¡Hacen el corte que va a los cines!
A Ridley Scott le pasó con Blade Runner. En 1982, la Warner le puso a la película un final feliz y una voz en off que explicaba todo lo que pasaba.
Diez años después, Scott sacó todo. Tardó quince años mas en poder cambiarle otras cosas que, entonces no le aprobaron los inversores.
Por otro lado en diciembre estrenan Seven Pounds, mismo Afroamericano exitoso, mismo director. Veremos si se redimen ante tus ojos...

4/11/08 19:24  
Blogger Marcos espetó...

Más...
Si bien es cierto que el arte debería sacudir lo establecido, tampoco uno debiera pedirle a Will Smith lo que Obama no va a hacer.
Tampoco debería uno atacar cada fragmento de discurso como si se tratara de un complejo mensaje cifrado que intenta imponer una visión dominante. A veces, es, nada más que una película medio berreta y si tiene un final tranquilizador e inverosímil, para eso está, para tranquilizar.
¿No hacen algo parecido las competencias deportivas? ¿Cuánto realmente mejora la vida de una persona Que gane Boca o River un partido?
Puede que el arte en alguna expresión cambie las vidas de algunas personas -como el curso de xilofón de Roberto lavagna se la cambión a Juan Carlos Pelotudo.
En otros, sólo pasará el tiempo...

¿Puedo venir la próxima?

4/11/08 19:33  
Blogger MaxD espetó...

Me hacés sentir un viejo choto, tal vez lo sea. Por eso al menos advertí que no debiera calentarme. Está claro que este tipo de producciones destilan su ideología sin reflexión alguna. Pero por otra parte, la película está lejos de ser pochoclera, sino que tiene pretensiones de drama de alto nivel. De hecho en el sitio IMDB hay comentarios del tipo: "Oscar para Will Smith!" Es un entretenimiento pero con carga de seriedad, más aún que te ponen la placa de "basado en hechos reales" y decís: "ah, mirá vos". Entonces no es lo mismo que el Super Tazón, que también destila ideología, pero sin pretensión de producto cultural.

Y no me pongas a Blade Runner al lado de esta bosta... eso es cine yanqui bien hecho.

Nos vemos en la próxima sesión. (De pronto presiento que estamos haciendo una terapia mutua)

5/11/08 13:40  
Blogger Euphoria espetó...

No la vi y según lo que contás no la voy a ver. A mi las películas estadounidenses cada vez me gustan menos, por éstas y por muchas otras razones que insultan a muchas culturas y tratan de entretenernos con efectos especiales que, honestamente, sólo logran aburrirme. No puedo negar que consumo mucho cine yanqui, pero trato de elegir. A veces se encuentran cosas otables o divertidas.
Igual admito que las inglesas son mi debilidad.
Hace poco vi una que me gustó mucho, es la historia "humana" de Genghis Kahn, hablada en mongol, filmada en las estepas de Mongolia y dirigida por Sergei Bodorov, un director ruso muy bueno. Ah, y tiene una particularidad, muchos efectos fueron creados por los hermanos yanquis que hicieron Matrix. Buena combinación. La peli se llama MONGOL y está muy alejada de Will Smith y sus hazañas...

5/11/08 13:44  
Blogger MaxD espetó...

Agendo. Si es ruso, es bueno ;)

6/11/08 11:44  
Blogger Euphoria espetó...

Muy poco yanqui tu comentario...

6/11/08 13:50  
Blogger Marcos espetó...

vi el trailer de Mongol y es muuy impresionante... but not my kind of movie.

Hablando de peliculas rusas actuales: Pruebe suerte con "Guardíanes de la Noche" y su secuela "Guardíanes del día".

7/11/08 18:36  
Blogger Euphoria espetó...

Vi las dos, pero not my kind of movie. Me dijeron de una EXCELENTE que no salió acá todavía, se llama 12. Es del año pasado, ya es hora que salga...
Varios rusos me han hablado maravillas de esa peli. Veremos.
Por mi parte, me fui al otro extremo, aprovechamos unas entradas gratis que nos daban con el banco y fuimos a función privada a ver QUANTUM OF SOLACE, la última de Bond... James Bond.

12/11/08 16:14  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home