miércoles, agosto 19, 2009

Virtual Desempleo, Real Subempleo

En ese estado me encuentro desde hace un par de semanas, cuando la empresa para la que venía prestando servicios en forma ininterrumpida desde diciembre de 2002 prácticamente dejó de pasarme trabajo. La crisis me ha alcanzado de este modo. No obstante, aún no entré en ese fabuloso estado en el que no sabría que hacer con tanto tiempo libre. Creo que la última vez que me pasó eso fue allá por el verano 92/93, en mis jóvenes 20 años, disfrutando del comando de casa en vacaciones de mi padre, que decidí que lo mío no era trabajar con mi viejo sino vivir mi propia experiencia y salí a hacer valer mi título de Técnico Electrónico. Esta es la primera vez que sufro un cambio laboral no provocado por mi mismo, sobreviví bastante bien las crisis del '95 y del 2001/2002, pero esta viene más complicada.

Afortunadamente, este repentino estado de disponibilidad coincidió con un pico de trabajo en la oficina de Cecilia, que, ahora desafortunadamente, coincidió con unos problemillas informáticos (virus, archivos perdidos, backups que no funcionaron, etc.) que allí se suscitaron. Es así que sigo participando de la experiencia PyME de Cecilia, poniendo garra y corazón donde haga falta. Incluso para colocar unos pitones para colgar papelitos, con la infaltable colaboración del pequeño Jx, a quién le resultó sumamente gracioso ver al papá en esas tareas (por un momento visualicé ese momento en que Maggie le martilla la cabeza a Homero). Por supuesto aprovecho para tomarme las cosas con calma (se verá que casi ni publiqué aquí), atender un poco más al pequeño Jx (paseos por el barrio, vivir la poca nieve que cayó, etc) y por supuesto algunas visitas extras al Cerro Otto.

Mientras me entretengo en estos menesteres me preparo para el pánico.

4 Comentarios:

Blogger Marcos espetó...

Aprovechá y ejercé ilegalmente la profesión de contador.
abrazo.

19/8/09 11:25  
Blogger MaxD espetó...

Ja. No insistas, no te voy a firmar esos balances.

19/8/09 15:03  
Blogger F. Fabian S. espetó...

la vi, la senti . Fueron dos meses sin nada, la empresa a la que le trabajaba tambien dejo de pasarme laburo. Culpe a los financista norteamericanos y luego culpe a Cronica y a todos los que se regodearon con la gripe. Aun mata, aun acecha pero nadie ya habla de ella. Mientras, por este panico impuesto y artificial, fueron dos meses de la nada misma y aun no me recupero. No hay que perder la calma, si se puede putear lejos de la mujer e hijos, si se puede temblar en la intimidad, si se puede creer que todo pasara...
Yo lo supere a medias, cambiando de laburo, aprendiendo algo nuevo, gananado la mitad, pero aun estoy de pie.
Suerte, animo..

21/8/09 03:56  
Blogger MaxD espetó...

Gracias, Fabián. Por ahora no puteo, aguanto un rato más, pero buena tu sugerencia. Ahí donde las cosas no salen como uno quiere es posible que la ligue la gente que tenés cerca. Abrazo

24/8/09 08:51  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home