jueves, mayo 22, 2008

Asesinos por naturaleza

Cuando salió a luz el conmovedor caso de los dos chicos (de 7 y 9 años) que mataron a la nena de 2 años me sorprendió la relativa seriedad con que los medios (al menos los que leí yo) trataron el caso. Se notó cierta cautela en la exposición de la noticia como para no estigmatizar tan pronto a los niños que cometieron el crimen. Si bien parecía que se salían de las casillas por empezar a agitar con el tema de la baja de edad de inimputabilidad, de la ola de inseguridad en pañales y esas tonterías que se dicen desde el sentido común habitualmente. Pero el peor amarillismo entró por el primer mundo. En la madre patria, su famoso diario El País tituló "Dos niños argentinos asesinan a un bebé 'con placer'", que es una aberración en todo sentido. Levantaron la noticia como quisieron, le colocaron el rótulo "argentinos", y lo completaron "con placer". El cuerpo de la nota no ahorra en otros espantosos prejuicios. Se los menciona como "verdugos" quienes relataron con "frialdad" el hecho. Luego se los nombra directamente "torturadores" (como si de un Etchecolatz se tratara). Más adelante mencionan, pero siempre dentro de la misma nota, el caso de un tal Eleuterio Soria que ocultó y sometió a su hija, similar al del austríaco. Como si todo formara parte de lo mismo, como si en Argentina viviéramos entre asesinos con chupete y padres violadores. Un observatorio de medios a la derecha, por favor.

Este tipo de casos, sobre todo tratándose de menores, es muy delicado. Estigmatizar no lleva a nada. Sí el intentar comprender, buscar la relación social que allí se esconde y la psicología particular que desata. Cuestión compleja, sobre todo porque lo primero puede ser un buen punto de partida para pensar el modelo de sociedad en el que pretendemos convivir. Como para empezar, un mejor tratamiento del tema puede leerse aquí.

Al periodista español podría venirle bien recordar que el hecho que haya nacido en Madrid en el seno de una familia que le permitió ir a la escuela primaria es solo un hecho fortuito, que a cualquiera le puede tocar nacer en González Catán o en medio de Ruanda, y vivir una vida corta y dolorosa, a otros les (nos) tocará escribir pavadas cómodamente sentados frente a un teclado.

6 Comentarios:

Anonymous Guty espetó...

Yo la verdad que desconozco los detalles del hecho, pero coincido con vos en que esa nota es una animalada.

22/5/08 18:41  
Anonymous diegofisher espetó...

no deberías sacarlo de contexto, aunque se puede malinterpretar, no creo que nombrar la nacionalidad de los niños tenga connotación xenófoga, y sí, el suceso es brutal, así que el título viene al caso, me parece que pertenece a las declaraciones de una psicóloga, que comentó eso de "con placer". La realidad en este caso es brutal, no tiene sentido paliarla con un léxico técnico... aunque reconozco que hubiese preferido no leer la noticia.

22/5/08 19:02  
Blogger Euphoria espetó...

Está claro, clarísimo que los chicos vivían en un contexto violento y también son muy claras las diferente lineas editoriales que levantaron la noticia...
Vivimos en un mundo deforme, deformado y deformante.

23/5/08 10:11  
Blogger Marcos espetó...

Quisiera discrepar con el título.
Los hombres hemos dejado de ser naturales hace mucho tiempo.
Por otro lado quisiera recordar que un par de infantes hicieron algo parecido en Inglaterra hace un par de años y según recuerdo no vivían en un hogar sumido en la pobreza.
Me parece que la violencia no es exclusiva de las clases económicas mas bajas.
La verdad es que esta noticia me ha puesto sumamente triste.

23/5/08 11:10  
Blogger MaxD espetó...

El hecho es tremendo, pero recién dice algo dentro de un relato determinado. Eso es contextualizar y hay infinitas maneras de hacerlo. El País eligió una de las peores. Poner en el título "argentinos", "asesinos" y "con placer" ya denota una carga peyorativa en exceso ante una situación de por sí dramática. No puedo decir que haya una intencionalidad en desprestigiarnos (no hace falta y sería demasiado chauvinista de mi parte) pero sí un recursar de un "discurso de verdad" (en pos de la espectacularidad) que enlaza países periféricos, pobreza, marginalidad y violencia como si ello fuera natural (Marcos, el título es una ironía, me extraña de un geómetra como ud... tiene que leer más Barcelona), más aún por la corta edad de los victimarios. Como sociólogo, debo sospechar de todo lo que pretenda encasillarse como "natural".

Una anécdota más de hace un par de días, esta vez local. Otra noticia tremenda: se incendia una casa y mueren los cinco menores que estaban en su interior. Entrevista en Radio Mitre al oficial de policía que acudió al lugar, da un par de datos: "Era una vivienda sencilla, pero no precaria, sino de material. El barrio es humilde, no es un asentamiento". Corte y noticiero de la hora: "Último momento: Se incendia casilla en una villa y mueren cinco niños". Estamos todos locos...

23/5/08 15:20  
Blogger Marcos espetó...

Disculpe. Me puso tan triste el asunto que se me desajustó alguna neurona.

23/5/08 17:49  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home