viernes, noviembre 07, 2008

Divagaciones sobre la crianza de niños XII: Cábalas, magia negra, autoayuda y ciencia cierta para conseguir una noche de sueño tranquilo

Al principio pensaba que el problema era responder sinceramente ("bien") ante la típica pregunta ("¿Cómo están durmiendo a la noche?"). Luego ensayé respuestas fraguadas ("mal"), subidas de tono ("como el culo") e incluso rayando el límite del buen gusto ("como la [reemplazar por la frase más grosera posible]) mientras me tocaba el izquierdo. Pero no, definitivamente lo que es yeta es que te hagan "esa" pregunta. Es como una maldición, con su enunciación basta para que a la noche pasemos desvelados entre gritos y llantos. Valga la aclaración que esto vale para bebés que ya pasaron sus primeras dolencias (cólicos, etc) y cuya manifestación es como recurso para pedir nuestra atención, todo muy tierno, pero pura maña.

El remedio seguro para nosotros hasta ahora fue alzarlo y consolarlo un rato hasta que se duerma y bancarte al menos media hora así para que entre en sueño profundo, pero el momento de depositarlo en la cuna es sumamente crítico, requiere la destreza de un Tom Cruise colgado de un alambre para que no salte la alarma. Aparte está el riesgo que se acostumbre a dormirse siempre de ese modo (incluso si se despierta en medio de la noche o madrugada).

Entonces últimamente estoy ensayando un método basado en el best-seller ¡Dormite, querés!, pero sin pagarlo, claro. El mismo consiste en dejarlo llorar en la cuna y aparecer cada 8/10 minutos aproximadamente (no caigamos en la boludez de cronometrar) para que no se sienta abandonado, quedarse un rato, cantarle, acariciarlo y si no se duerme, irse (también por salud auditiva) y volver al siguiente ciclo. Las primeras visitas son terribles, porque el crío llora más fuerte, y más aún cuando ve que te vas sin levantarlo (increible el nivel de decibeles que desarrollan). Pero a la tercera o cuarta empieza a aflojar y como que se quiere dormir, un par de visitas más y palma hasta el otro día. Claro, es una hora de laburo, mínimo, pero por ahora da buenos resultados. De alguna forma tiene que empezar a entender que uno tiene una vida aparte de él y por supuesto, el hit "es por tu bien".

6 Comentarios:

Anonymous Edwin espetó...

Estimado, para el caso nade mejor que el popular benadril. Una cucharadita y se acabo :D

7/11/08 14:12  
Blogger MaxD espetó...

Ese recurso vale dentro del campo de la ciencia cierta, tomo nota.

7/11/08 16:13  
Blogger Marcos espetó...

Mas de siete años después... Hoy a las 4:19 am me desperté en la cama de mi hija y me arrastré hasta la mía para continuar hasta las 6:30 am.
Que la fuerza te acompañe.

7/11/08 16:32  
Anonymous Guty espetó...

No se te vaya a ocurrir llevarlo a tu pieza-cama, es lo peor y después no se va más.
Por suerte los enanos míos ya están más o menos grandes y cuando se despiertan es para que los acompañe a descargar la vejiga y vuelven a la cama, pero las pasé de terror, la verdad que sí.

7/11/08 19:31  
Blogger F. Fabian espetó...

Ya me olvide que estrategia usabamos. Ahora estoy mas preocupado cuando son las 7 am y no llega....!!!!
A cualquier edad...no te dejaran dormir.

8/11/08 01:30  
Blogger Euphoria espetó...

Sigo tomando nota...

10/11/08 14:49  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home