jueves, noviembre 23, 2006

El 23 por la 23



En Río Negro, todos los 23 tratamos de recordar la importancia de terminar con el trabajo de asfaltado de la ruta nacional 23. Emblema de la provincia, canal vital de comunicación, que une dos de los centros urbanos de mayor población, uno en la costa (Viedma) y el otro en la cordillera (Bariloche). Desde el famoso corolario menemista "Ramal que para... ramal que cierra" el ferrocarril perdió el protagonismo que tenía en esta vinculación. Los pueblos de la llamada "Línea Sur" quedaron a la buena de ¿Dios? y la ruta empezó a ser la única forma de trasladarse. Tramos prolongados, ripio, estepa, peligros para conductores... Desde hace tiempo figura como prioridad para los candidatos pero nunca concretado. Motivo de disputas, inscripto dentro de la "pica" provincial existente entre los de "El Valle" y los de "La Cordillera". Los primeros, poderosos por cantidad y concentración de población, y por la actividad económica de la exportación de fruta, por lo general logran torcer la prioridad de los recursos públicos hacia esa zona. Ahora sí se está trabajando en la ruta (el asfalto llega hasta Valcheta, 30 km) y se promete que para finales de 2007 llegará hasta Maquinchao, poco más de la mitad, unos 360 km del total de 605 km. Habrá que estar atentos y recordar cada 23 que el tema sigue pendiente.

2 Comentarios:

Blogger Euphoria espetó...

Algo parecido me pasa cuando voy a SMA. Cada 7 me acuerdo del camino de los siete lagos, y la última vez que lo hice había máquinas trabajando en esos 40 km de ripio que siguen sin asfaltar. Por un lado entiendo que debe terminarse lo empezado hace tantos años, pero por otro siento nostalgia por esas partículas de polvo que entran en el auto y esos cerruchitos que dañan los neumáticos...
Sin embargo la comparación no es la misma, ya que a SMA se puede llegar por ruta y este camino semiasfaltado es ni más ni menos que un paseo turístico.
¡Viva la línea sur y todos los avances que se hagan en ella!

25/11/06 09:04  
Blogger MaxD espetó...

En eso tocaste un punto que me interesa remarcar... muchas veces se escuchan quejas por la falta de este tipo de obras en relación a lo que es necesario para el turismo: ("Cómo puede ser que la ruta esté así, qué va a decir el turista que viene a darnos de comer"). Pero nos olvidamos del tipo que vive en medio de la nada y tiene que hacer 250 km de ripio para llegar a un hospital. De última, el turista viene de vacaciones y tiene tiempo para ir paseando despacito y cuidando el auto.

27/11/06 07:52  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home