martes, junio 17, 2008

Revista Axolotl: Número 26

Salió el número 26 de Revista Axolotl, apertura del ciclo 2008.

Con nuevo título de columna arranqué con un textito solo como para hacer pie, porque este asunto de Jx me pide tiempo: "Entre líneas". No se puede decir mucho, más fácil es leerlo.

El texto del cuñado Cattel es "Una tintorería".

La gacetilla de la revista reza lo siguiente:

Revista Axolotl
Año 4 / Número 26

Los axolotes ya estábamos inquietos en el fondo de la pecera, impacientes por asomar las cabezas y reencontrarnos con nuestros lectores.

Después de una larga hibernación veraniega, volvemos con energías renovadas y muchos proyectos para este año. Tenemos por delante la concreción del segundo anuario de la revista, con la publicación de los ganadores del último concurso literario, y la entrega de premios, que planificamos realizar en el mes de diciembre.

En la pecera se ha colado este año una corriente de agua oriental que ha invadido el espíritu de sus habitantes. No podemos desaprovechar el impulso. Y por eso, planificamos para este año un número dedicado a oriente. Aprovechamos estas líneas para invitarlos a enviar haikus, cuentos, pinturas, fotos o dibujos para el especial.

Y mientras soñamos con ciruelos en flor y colinas teñidas de rojo, nos preparamos a encarar un nuevo ciclo, que como todos los años llega a lomo de nuevos aires. Pero no les adelantaremos nada aquí, dejaremos que sean ustedes mismos quienes descubran las nuevas caras y secciones de este cuarto comienzo.

Bienvenidos, una vez más, a las profundidades de la literatura y el arte.

2 Comentarios:

Blogger Danbat espetó...

"El escritor tomará sendas muy diferentes si piensa el relato en un momento o en otro de su vida. Y nunca será posible repetirlo aunque lo que se intente narrar sea lo mismo."
No sabés lo difícil que es reescribir un texto que perdiste. Hace unas semanas perdí un pendrive donde extrañé un par de textos que si bien los tengo medianamente frescos en la memoria de la cabeza, no logro sentarme a reescribirlos. Habían salido fluidos, resultado de momentos precisos, por ahí irrepetibles. Un código de programación, también perdido, lo rehice en dos días. Los textos, aún esperan.

(para antes que hablen de la fragilidad digital, también perdí textos en papel escritos a mano, sea porque alguien me los tiró a la basura, porque estaban en una mochila que me robaron o simplemente porque los quemé sin querer)

17/6/08 21:33  
Blogger MaxD espetó...

Sí, ya me agarré broncas por haber perdido aunque sea un párrafo bien escrito.

(Y nada de fragilidad digital, es más fácil, más seguro y más barato hacer "n" copias de CDs, DVDs, discos rígidos en computadoras viejas que "n" fotocopias. Aparte está el problema de encontrar las cosas, los papeles justamente se traspapelan, los archivos los encontrás con un search. Claro, siempre y cuando con te agarre un virus o un pulso electromagnético.)

18/6/08 11:42  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home