martes, noviembre 11, 2008

La guerra de los mundos II

Este asunto tuvo su segundo episodio en estos días. Resulta que el viernes se publicaron declaraciones del responsable de la sede local de la Dirección de Bosques de la provincia y fragmentos del informe oficial que le baja el pulgar a este engendro:


...algo que ya a simple vista es razonable de ser descartado. El informe de Bosques hace especial alusión a la falta de un Estudio de Impacto Ambiental serio, lo cual, también a simple vista, ya es un insulto. Pero lo que causó mayor revuelo fue la frase de opinión personal de Germán Fritz: “desde el punto de vista forestal no quiero más urbanización de la que hay ahora”. Con Cecilia nos dijimos: "Va a haber quilombo con esto". Son 120 palos verdes de inversión contra un funcionario que cuida unos árboles pedorros.

Y no nos equivocamos, el lunes salió la respuesta de la Cámara de Turismo, cuyos integrantes evidentemente tomaron el curso de cinismo de 35 semanas dictado por Eduardo Buzzi:

(...) obras privadas, como el Hotel Hilton, “servirían no solo para realzar la belleza y darle diversidad al destino, sino fundamentalmente llenar los estómagos de muchos niños de la ciudad, puesto que quienes se van a desempeñar en estos (casi 500 puestos de trabajo que originaría un emprendimiento como el Hilton Bariloche), serán padres y madres de nuestra ciudad”

 y el de exabruptos de 23 semanas de Elisa Carrió:

De alguna manera lo que nos queda repicando en los sentidos es la aterradora frase con la que el Sr. Fritz finaliza su entrevista.
...los subrayados son míos, los comentarios sobran...

Puedo agregar más detalles del "emprendimiento": el mismo abarcaría 60.000 m2 de superficie e incluye el hotel del montaje con 210 habitaciones más un barrio privado de 370 residencias y 1800 mts de costa de lago exclusiva. Habría que tender una línea de tensión dedicada (que financiarían los vecinos a través de la CEB), no hay capacidad disponible en el colector cloacal, de hecho hoy día se están arrojando residuos cloacales al Nahuel Huapi hasta que se complete la obra del colector oeste. El impacto negativo es claro.

Mientras las valijas intentan doblegar a los funcionarios que todavía se oponen, cientos de familias seguirán haciendo cola para tratar de conseguir un terrenito donde plantar una casilla.

La situación de terrenos en Bariloche es preocupante desde hace años, ya se vislumbran otros despelotes similares que lamentablemente ya son moneda corriente, aparte del nuevo regalito del gobernador sobre la explotación hidrocarburífera en el Ñirihuau.Mientras tanto, algunos inquietos, con razón, ya se están calentando con el avance de lo privado sobre lo público, tal vez sea lo único que podamos hacer.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home