lunes, enero 12, 2009

Mis rodillas y yo

El sábado me fui a pasear solo por la montaña, hacía mucho que no lo hacía. Mis rodillas me decían clac, clac, clac y yo las tranqulizaba: "ya llegamos, ya llegamos". Arriba me cansé y a la izquierda la tapé con una rodillera. No estuvo nada mal, pero la otra me recordó esa preferencia al otro día. Ahora somos todos amigos de nuevo.

2 Comentarios:

Anonymous Gastón espetó...

No es por pecar práctico pero la próxima llevate 2 rodilleras y no vas a perder la amistad con la diestra ;)

13/1/09 16:10  
Blogger MaxD espetó...

No lo dudaría si no fuera que sale 100 mangos cada rodillera. Somos amigos, pero tampoco estamos para malcriar.

13/1/09 19:24  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home