viernes, noviembre 06, 2009

Cambio climático

Ahora que por fin paró de nevar, llover y neviscar, los barilochenses podremos dedicarnos a nuestras actividades típicas de ocio primaverales y veraniegas, como los paseos por las montañas, la bicicleta, navegación por lagos y ríos, la tala de árboles, la especulación inmobiliaria y el incendio de bosques.

(A veces sobra, a veces falta, podríamos invertir en una red de acueductos cruzados para llevar por ejemplo el agua que sobra acá hacia Córdoba y así poder seguir contaminando con la conciencia tranquila)

2 Comentarios:

Blogger Mariano T. espetó...

Qué envidia!
Por eso yo quería que mi hijo fuera al balseiro. pero se le dio la rama de la ingeniería para el lado de los bisnes.

6/11/09 11:26  
Anonymous /ar espetó...

Te falto la caza de pumas y nandues y las campanias del desierto, actividades tipicas en su momento tb

:/

9/11/09 01:44  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home