domingo, abril 11, 2010

La felicidad te sorprende mientras estás caminando

Así define Quique Pessoa la diferencia que sintió al irse a vivir a San Marcos Sierras al comienzo del reportaje que Aliverti le hizo en su otro gran programa. Y es cierto, para los que nos autoexiliamos de Buenos Aires a estos otros bellos lugares, nos suele pasar esto. Salís con algo en la cabeza, a ir a hacer un trámite, al dentista, a comprar un tornillo, y de repente levantás la vista, ves el lago, enfrente los cerros nevados, algún arco iris, todo muy kitsch, pero hermoso. Te permitís distraerte con la belleza natural, respirar hondo, sentir cierta felicidad instantánea independientemente del rollo que tengas en la cabeza. Nada, escuché esta definición y quise tomar nota, me pareció acertada.

6 Comentarios:

Blogger Euphoria espetó...

Nunca me aburrieron esos paisajes y creo que siempre lograron sorprenderme. Mirá que SIEMPRE y NUNCA son palabras muy fuertes eh!?

11/4/10 23:06  
Blogger F. Fabian S. espetó...

Temo.
La ciudad cambia, se desguaza de calma y se vuelve sicopata.
Te atropella la decepcion como en cualquier otra ciudad pero tambien te atropella un loco drogado sin semaforo de referencia. La ciudad muta a infierno.
Deberan ser muy fuertes sus picos blancos, su lago azul y su aire nuevo para enfrentar todo esto.

14/4/10 01:12  
Blogger MaxD espetó...

Euphoria: Lo sé, lo sé...

Fabián: El comentario proviene de alguien que percibe un contraste entre una megalópolis y esta ciudad "pequeña". Todo lo que mencionás vale y creo que pese a eso, la frase también vale. Después de todo es más de lo mismo que ya teníamos en BAires.

Una mirada crítica y autocrítica sobre esta frase debiera plantarse en la posición de clase. Es insoslayable que el que tiene laburo y mínimas condiciones de vida garantizadas puede darse el lujo de despacharse con semejante frase (del mismo modo que un porteño clasemediero podría jactarse de su excelente oferta cultural) . Todavía algunos se sorprenden cuando se enteran que a los pibes pobres de Bariloche los lleva la Muni al Cerro Catedral para que disfruten la nieve, que en sus barrios se convierte un fango intransitable.

14/4/10 09:58  
Blogger Ana espetó...

Luego del terremoto de Chile, yo estaba en Tunuyán, Mendoza aún con el temblor en los huesos y las imágenes de un caos en la retina.No se me ocurrió otra cosa que ir al Parque de la Lombardía y sentarme a mirar unas flores amarillas. Sólo eso. Después entendí que fue necesario. Como un antídoto para seguir caminando.
Lo escucho a Quique Pesoa todos los domingos. Y se los recomiendo a mis hijos.

Un abrazo.

15/4/10 11:04  
Anonymous ar espetó...

kitsch
n.
1. Sentimentality or vulgar, often pretentious bad taste, especially in the arts: "When money tries to buy beauty it tends to purchase a kind of courteous kitsch" (William H. Gass).

Mi amigo, estamos en desacuerdo. Si hay algo que esta lejos de lo kitsch, seria esa es la subida al cerro otto. Si hay algo que es kitsch, quizas sea el village cinema de recoleta o la cn tower de toronto.
salutti!

29/4/10 23:34  
Blogger MaxD espetó...

Con esa acepción entonces está claro que no es kitsch.

14/5/10 10:52  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home