lunes, abril 05, 2010

Recuerdos de Monte Hermoso

Hace un par de semanas pasamos unos días en Monte Hermoso, todos ídem, tuvimos suerte. El que mejor la pasó por supuesto fue el pequeñajo de marras, quien hizo uso y abuso de arena, agua y de nuestra dedicación permanente.


Una playa desierta (solo concurrida por bahienses los días de fin de semana), algo de viento pero nada de frío y bastante sol, que se nos regalaba hasta desaparecer por el horizonte marino (debe ser una de las pocas playas continentales americanas del Atlántico con atardeceres sobre el mar). Viaje rutero tranquilo, primera experiencia de viaje importante con el niño, a quien descubrimos como buen dormilón matutino (sacado de la cuna de contrabando a las 6 AM), la economía de un motor diesel que solo pide recarga una vez en todo el trayecto. Todo redondito.

Tirado en la playa con el baldecito meditaba sobre este triste país y sus tribulaciones, este interminable enfrentamiento berreta entre la "oposición" y el "gobierno", los "medios"... y me maldecía por no poder irme de vacaciones a Miami, como cualquier clasemediero de raza. Pero cuando Jx se iba corriendo hacia el agua me espabilaba y seguía disfrutando mi suerte de poder estar allí.

Por lo general nos da curiosidad sobre la vida local y para enterarnos de algunas cosas escuchamos la radio, por casualidad sintonizamos una radio de Bahía Blanca (Universal): escuchábamos un simpático programa durante la mañana (cuando el viento no daba para aprovechar la playa desde temprano) y al mediodía nos dábamos un baño de sentido común con un programa "de opinión", de esos a los que llama la-gente para expresar su eufórico acuerdo con el editorialista. Por momentos nos divertía, en otros nos molestaba. Pero ya lo del 24 fue para descomponerse. A esta altura me cuesta soportar el escuchar comentarios sobre cuestionamientos sobre la cifra real de desaparecidos ("si la Conadep dice que hubo 6900 ó 9600" con la displicencia de un facho de fuste) o sobre la actuación de Raúl Alfonsín como "abogado de los terroristas del ERP" justo cuando todos ya consensuamos la calidad democrático-institucional de Don Raúl y a pocos días de conmemorar su fallecimiento. Hay que ser bastante hdp para tornar en "abogado de terroristas" a la valentía de un joven letrado que ponía en riesgo su vida para presentar hábeas corpus cuando se chupaban gente por todos lados. (Ahora que lo busco por interné me salta este artículo y me doy cuenta de qué clase de gente estamos hablando)

Eso fue como un nubarrón que opacó un día perfecto de playa, el facho me hizo pagar mi falta de compromiso, estar en la playa cuando había que estar en la plaza.

1 Comentarios:

Blogger Euphoria espetó...

Una de cal, una de arena, así son tus posts. Hay como una contradicción, una coherente inchoerencia fiel a tu estilo.
A veces está bueno no prender la radio. Me alegra que la hayan pasado bien!!

5/4/10 10:10  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home