lunes, julio 31, 2006

Noticias de Ayer (31JUL06)

Panorama semanal de noticias. Repasemos las tres o cuatro noticias más importantes de los últimos días, como siempre, según un propio criterio arbitrario.

Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil

Se dio por concluida la discusión sobre el tema, arreglando en $800 como piso de salario. La corrección del título da cuenta de una abreviatura que se produjo no solo en la denominación sino también en el contenido del debate que allí se suscitó. Es decir que los principales dirigentes de trabajadores y empleadores; y el gobierno, concluyeron que la problemática del empleo, de la productividad y del salario se resumía en discutir hasta dónde elevar el piso del sueldo mínimo, postergando toda otra discusión hasta la próxima; salvo excepciones como la de la CTA, que quería abrir el debate más allá de llegar a un número, como por ejemplo el tema de la universalización de asignaciones familiares. La mayoría bailó al ritmo del kirchnerismo, revoloteando alrededor del que tiene la sartén por el mango hoy día, para tratar de manotearle algo. Los empresarios blandieron la fragilidad de sus eslabones más débiles: empresas pequeñas y medianas del interior y se colgaron de allí para tratar de bajar el número, como si ellos fueran los formadores de precios, como si el problema fuera el salario y no la regresividad impositiva, por ejemplo. A nadie se le ocurrió mencionar que esto influyera en la inflación. No por nada, pero al reducir la discusión al número del salario mínimo, vital y móvil solo se trataba de los bolsillos de los trabajadores privados empleados en blanco, una porción minoritaria de la población económicamente activa. Más aún, el piso de los $800 solo superaría el que ya tienen actualmente por convenio colectivo solo algunos pocos gremios. En efecto, el impacto es mínimo y quedó convalidado el objetivo del gobierno, fácil, todos felices. Quedó afuera la oportunidad de atender urgentes necesidades de gran parte de los trabajadores: pobres, desempleados, desprotegidos y sobreexplotados, entre otros asuntos, serán tema para otro momento.

Más información en Página 12.

La violación judicial

Esta noticia tiene ribetes de escándalo absoluto. Para quienes no se enteraron les cuento: Resulta que el tío Luis le quiso “enseñar a hacer el amor” a su sobrina, de 19 años, llamada L. R., pero con una discapacidad mental que la retrotrae a una mente de una niña de 8 años. Queda embarazada. Los padres solicitan que se le realice un aborto, por obvias razones. Todo estaba encaminado, se le realizaron los estudios prequirúrgicos… pero se interpuso una jueza para impedirlo, y lo peor es que lo hizo con argumentaciones religiosas, que expresamente contradice la función que constitucionalmente debe cumplir un juez. Por otra parte, el artículo 86 inciso 2 del Código Penal claramente excluye la necesidad de autorización judicial para efectuar una interrupción del embarazo en este tipo de casos, aunque el texto sea poco elegante: “(…) el aborto practicado por un médico diplomado no es punible si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente (…)”. Peor todavía es que hubo un fallo en segunda instancia (de la Cámara) que convalidaba lo dictaminado por la jueza, con, entre otros, este argumento: “que no existen riesgos actuales o futuros en la salud de la chica, por lo tanto el aborto no debe llevarse a cabo”. En estas horas lo está tratando la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires y todo indica que autorizará la operación, a todo esto la chica ya cursa su quinto mes de embarazo. Se le sigue teniendo mucho miedo al lobby eclesiástico, porque los médicos podrían haber avanzado en la operación ante la claridad de la ley, pero por alguna razón no lo hicieron, tampoco mereció el pronunciamiento de colegios de abogados y/o médicos.

Y sigue el genocidio en Medio Oriente

Para no perder nuestra capacidad de asombro, esta semana ocurrió lo siguiente: La ONU debió retirarse de la zona de El Líbano porque cuatro de sus observadores fueron ultimados por artillería israelí. Por su parte, EEUU solo atina a echar más leña al fuego convalidando los ataques y los métodos (bueno, de papá los aprendieron). Vale la pena mencionar, a pesar que es actualidad pura (va en contra de la idea de esta columna) que ayer fue uno de los días más sangrientos del conflicto: el bombardeo de Qana, donde murieron casi 60 civiles (37 de ellos niños) libaneses. Israel jugó un rato a que iba a otorgar un cese de fuego y luego ratificó que seguiría con los bombardeos. Todo marca una tendencia de escalada de violencia… ¿dónde llegará? Hasta cuando Israel desee pararla.

3 Comentarios:

Anonymous Danbat espetó...

Con lo del salario, yo soy uno de los muchos monotributistas contratados por el Estado, o sea, un gris. No me di cuenta de mi real situación (más allá de que tengo una obra social fantasma) hasta que se me ocurrió solicitar un préstamo para una inversión productiva. Resulta que los préstamos personales solo son para asalariados. Cuando decía que era monotributista el diálogo era más o menos:
--¿qué categoría?
--B
--Te corresponde x.
Donde x era un valor ridículo, estimado en función del mínimo de mi categoría y si tuviera una familia a cargo. No importaba que los últimos dos años estuviera cobrando cerca del límite de la categoría C o que sea una persona sola con gastos mínimos, revisan una tabla y dan un número predefinido (en un banco me daban 400 pesos).
Y desde entonces me da mucha bronca que este país solo funcione para asalariados en pareja. Por cierto, en una casa de crédito (aka prestamistas legales) me podían prestar plata con recibo de sueldo o sin él (o sea, en negro), pero como monotributista no me podían dar nada. Soy un gris, un maldito gris.

2/8/06 01:49  
Blogger MaxD espetó...

Hola Dan. El tema de los créditos es imposible. En primer lugar te diría que tu situación de monotributista debe ser (al igual que la mía), una relación de dependencia encubierta. Ese es un primer problema. El Monotributista es un engendro impositivo que no termina de cuajar, un gris como decís vos, es práctico en general pero cuando tenés que hacer algo como lo que necesitás vos, se complica todo.

Igual, para los asalariados con sueldos no muy altos también está dificil. Te diría que es puede funcionar recién para los asalariados con mucha guita que puedan pedir un préstamo para descontar del impuesto a las ganancias.
A nosotros nos pasó con Cecilia, que está con mucho laburo y necesita crecer en infraestructura (una nueva oficina), ahora bien, en el mejor de los casos le prestan el 70% a tres o cuatro años, imposible.

2/8/06 08:20  
Anonymous Danbat espetó...

Sí, al final terminé como muchos que conozco: con un crédito que sacó mi madre. No era mucha plata la que necesitaba y sirvió, pero para algo más grande, imposible.

4/8/06 02:11  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home