martes, septiembre 26, 2006

Noticias de Ayer (25SEP06)

Panorama semanal de noticias. Repasemos las tres o cuatro noticias más importantes de los últimos días.

La Pobreza

El jueves pasado, el INDEC anunció las cifras de pobreza para el primer semestre de 2006. La mayoría de los medios lo tomaron como una buena noticia, pero con recaudos.

Comparado con 2003, la baja es espectacular. Pero es notable que uno de cada tres argentinos siga estando bajo la línea de pobreza. Esto contrasta con los índices “chinos” de crecimiento, también anunciados recientemente.

El INDEC mide pobreza de dos maneras distintas, la que más utiliza últimamente es la llamada línea de pobreza (y su pariente cercano línea de indigencia) ó pobreza por ingresos, y se mide con la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), consultando los ingresos de los hogares encuestados. Se compara el ingreso con el costo de la Canasta Básica de Bienes y Servicios, que en agosto era de $861,18. Los hogares cuyos ingresos no lleguen a esta cifra quedan catalogados de pobres, por lo contrario, los que sí lleguen, quedarán catalogados como no-pobres. Lógico que es una arbitrariedad, una línea imaginaria que vela particularidades y otras realidades. Pero es un instrumento de medición. Por otro lado, durante los censos, el INDEC mide Necesidades Básicas Insatisfechas en base una serie de indicadores que refieren a condiciones de vida y no a ingresos: hacinamiento habitacional, calidad de vivienda, condiciones sanitarias, asistencia escolar y capacidad de subsistencia. Un hogar que “repruebe” cualquiera de estos indicadores es catalogado como NBI. Según la jerga, este instrumento de medición “detecta” pobreza estructural. Claro que solo se mide una vez cada 10 años, mientras de la otra se hacen dos mediciones anuales.

La pobreza por ingresos es sensible a los cambios bruscos de poder adquisitivo (por ejemplo por efectos de la inflación o aumentos de salarios) y resultó de suma utilidad para medir condición de pobreza de los llamados nuevos pobres caídos debajo de esa línea por efecto de la inflación galopante del ´89 y después por el pico de desempleo de mediados de década. Esto significa que hogares históricamente de clase media, con condiciones adecuadas de vivienda y educación se vieron de repente impedidos económicamente de llevar una vida no-pobre.


Me tomé el trabajito de confeccionar un gráfico con la serie histórica de estos datos para el Gran Buenos Aires (uso GBA por disponibilidad de datos y por tener una relativa representatividad respecto al resto del país). Tiene una licencia metodológica, que es que desde 2003, el relevamiento es de tipo continuo por semestre, por lo que no es muy prolijo comparar datos de distintos abordajes metodológicos. En la facultad me pegarían, pero el INDEC igual lo hace, sin embargo, a los fines de lo que quiero mostrar, sirve. Se pueden ver los dos picos de pobreza luego de la hiper del 89/90 y de la devaluación del 02, como así también la meseta en aumento desde el efecto Tequila (’95) que provocó el aumento del desempleo y la recesión a partir del ’98. Como luego de la hiper, la curva tiende a estabilizarse nuevamente hacia abajo.

Sin embargo, con el 30% de la población por debajo de la línea de pobreza, vemos que estamos lejos de un nivel “aceptable”, si se permite esta palabra, de pobreza que pueda ser atendido en forma particular. Más aún, comparando el 22% de los hogares por debajo de la línea de pobreza con el aproximadamente 12% de desempleo abierto (esto es teniendo en cuenta el impacto de los planes sociales), significa que hay empleados pobres. Es decir, que aunque estén trabajando, no llegan a cubrir con su ingreso el costo de una Canasta Básica para su hogar.

Se trata del llamado núcleo duro, cuya elasticidad respecto a la mejora del empleo y el ingreso es tal que no permite ser eliminado simplemente con generación de puestos de trabajo ni con aumentos de sueldo.

Artemio López hizo el ensayo de proyectar a 2009 el nivel de pobreza para poder establecer dónde se estabilizaría este núcleo duro, está explicado con gráfico y todo en su propio blog. Allí dice que en junio de 2009 este valor bajaría hasta el 23,7%, determinado básicamente por el actual patrón distributivo, extremadamente regresivo como para permitir mejorar esa pobre (valga la rebuznancia) performance. Pobre en relación al fabuloso crecimiento, que puede desacelerarse si cambia la coyuntura de precios de los commodities que vende nuestro país, pero notable en relación al punto de partida de más de la mitad de la población debajo de la línea en 2002. Con ese hipotético 23,7% estaríamos en situación similar a principios de 1995, previo al efecto Tequila.

Por el otro lado, más abajo va despuntando la pobreza estructural que subyace aún mejorados los indicadores de poder adquisitivo. El censo del 2001 arrojó que el 17,7% de la población del país vive en hogares con NBI. Quién sabe qué resultado arrojará el censo del 2010 sobre este indicador, porque si el núcleo duro se estabiliza entre el 20% y el 25% y luego de unos cuantos años, es probable que varios de estos hogares no hayan podido sostener sus condiciones básicas de vida y se hayan caído hacia NBI, engrosando la pobreza estructural.

Conclusión de todo esto es que, al igual que con el tema energético, este tema central de nuestra problemática social requiere soluciones de nivel de estadista, no solo de buen gobernante. ¿Habrá? Si es por pedir… pidamos.

Ver editorial de Eduardo Aliverti.

Albañil López: Testigo en peligro

Genera gran incertidumbre la desaparición del albañil que declaró contra Etchecolatz en el juicio que se le sigue por desaparición forzada y torturas. Si bien todos preferimos creer que la ausencia del testigo tiene que ver más con alguna crisis de orden psicológico que con una operación orquestada para enturbiar el juicio, esa sospecha está en agenda y condiciona, sin duda, el curso del juicio.

Ver Clarín.

Elección Convencionales en Bariloche

Esta noticia es bien local. Se trata de la elección de convencionales para la modificación de la carta orgánica de la ciudad de San Carlos de Bariloche. Mis tribulaciones al respecto ya las había expresado acá.

Según lo previsto, ganaron los oficialistas del Frente Para la Victoria (Los justicialistas K, lo que quedó del Frente Grande y otros locales) que metieron 6 convencionales. Luego el radicalismo consiguió 4 lugares, seguido por el Partido de la Victoria (justicialistas no-K) con 2. Los locales del Movimiento Patagónico Popular metieron a Luis Caram, que no se privó de pegarles a todos con gusto y saña, y por qué no, con algo de razón. El ARI y la Alianza PRO (ouch!) también consiguieron un lugar para cada uno.

Todo bien, no hubo sorpresas, pero me dio pena que los tres partidos que más votos metieron lo hicieron con vistas a la elección de gobernadores del año que viene, como expresó en su discurso de triunfo Arabella Carreras (FPV), quien prácticamente se lo dedicó al senador Pichetto, en su campaña para la gobernación de la provincia. Digo una pena porque si algo no tiene que ver esta elección municipal, es la provincia.
Ver Bariloche Digital.

5 Comentarios:

Anonymous Cattel espetó...

El margen de la gravedad del hecho... ¿es realmente extraño que un albañil desaparezca cuando más se lo necesita?

26/9/06 14:33  
Blogger MaxD espetó...

Al margen de la gravedad del hecho... eso es muy cierto, ojalá esté escondido por temer algún reclamo de alguna caída de agua hecha al revés o esas cosas que les divierte a los albañiles... en fin.

26/9/06 15:50  
Anonymous edwin espetó...

La linea de la pobreza es un eufemismo para autocomplacer a los popes. te aseguro que desde aqui no se nota la maldita diferencia. me ha tocado ver gente que solo vive de lo que siembra, lo cual no estaria mal si no fuera por las enormes limitaciones que padecen. Los medios siguen siendo funcionales y complacientes para con el porteño que lee "Bajo la pobreza" y se alegra sin darse cuenta que un enorme pais esta realmente condenado a una miseria sin nombre, a la miseria de no crecer jamas y que sus hijos semidesnutridos y con un coeficiente intelectual de un perrito jamas puedan salir de ese circulo vicioso y sigan alimentando a la clase politica de siempre.

27/9/06 18:31  
Blogger MaxD espetó...

Contundente. Claro que los fríos números se quedan cortos ante un cuadro como el que describís. Por mi parte pequé al no hacer mención al corte regional, que pinta situaciones mucho más graves que para GBA, digamos que por allí (Corrientes y Chaco, por mencionar un par), la disminución de la pobreza la llevó "solo" hasta la mitad de la población. La línea de pobreza y el NBI son simples instrumentos lineales cual termómetro, pero por ello tienen justamente la ventaja de hacer abstracción de particularidades y gracias a eso hacer comparables distintas realidades.
Con el estudio de estas cuestiones también se puede llegar a una conclusión similar a la tuya, con la cual coincido: "la miseria de no crecer jamas y que sus hijos semidesnutridos y con un coeficiente intelectual de un perrito jamas puedan salir de ese circulo vicioso", ese es el gran problema a resolver y el peligro que aún con el crecimiento que existe, esa situación empeore, estaríamos muy mal si eso ocurre.

28/9/06 08:38  
Anonymous edwin espetó...

Claro MaxD, mi critica no es a tu articulo sino a los pescaditos de colores que vende el gobierno. Suelen solazarse en su mismo lodo

28/9/06 14:25  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home