viernes, septiembre 01, 2006

Perplejidad

El sábado pasado fuimos con Cecilia, Marina, euphoria y JJ a una charla de Santiago Kovadloff, ensayista, graduado en filosofía, pensador, etc. A todos nos llamó la atención la facilidad de, entre otras cosas, poder expresar ideas claramente, estructurar frases, citar con exactitud, desplegar conocimiento intelectual, relacionar temas y problemáticas con audacia y precisión. Uno se siente, ante tal exposición, sumergido en una mezcla de admiración, encantamiento, envidia y desazón. Me pasaba también ante algunos profesores de la facultad y siempre los veo, a estos intelectuales, tan fuera de mi alcance. Como quien presencia al guitarrista Paco de Lucía, se mezcla el disfrute por lo que se oye y la decepción por no poder producir algo parecido.

En este caso, al menos, me tomé la libertad de disentir en algunos de los conceptos vertidos, para mis adentros, claro, aunque por la calidad de algunas de las preguntas que se escucharon, podría haberme animado a expresarme. Lo tomo como un pequeño triunfo sobre el encantamiento del intelectual, un primer paso hacia la constitución de un pensamiento propio, que no poco.

Con solo mencionar la cantidad de textos que hay que leer para empezar a conocer algo de ese mundo (el intelectual)… y encima saber que la mayoría de ellos merecen más de una relectura, ya espanta.

Lamento no haber llevado un cuaderno para tomar apuntes o un grabador, porque realmente ameritaba. Retuve algunas frases y me quedo con ésta, que, sin ser novedad, me inspiró lo que sigue más abajo:

Lo característico de la especie humana es la autoconciencia de la perplejidad de verse solos en el universo
Citado de memoria.

Luego recordaba que “La Biblioteca de Babel” (Borges, J. L.; en Ficciones) comienza así:

El universo (que otros llaman la Biblioteca) se compone de un número indefinido, y tal vez infinito, de galerías hexagonales (…)


Entonces yo sentí allí la perplejidad de la autoconciencia ante la infinita Biblioteca, donde en algún rincón de algún libro se esconde la frase exacta que quiero decir, la palabra que quiero aprender, la letra que ella sola todo lo resume, que es, claro está, aleph.

Este tipo de relaciones no son casualidad, sino que, efectivamente, cuando hay un despliegue intelectual importante como podemos encontrar en Kovadloff y en Borges (salvando las distancias, pero seguro el primero sabe como remitir al segundo sabiamente), tal vez en un cuento o en una frase de envergadura literaria, podemos encontrar exactamente lo que buscamos, o tal vez ese texto nos encuentre a nosotros primero y nos hace creer que eso es lo que buscamos, cuestión aún más inquietante.

6 Comentarios:

Blogger Euphoria espetó...

Estimado MaxD, acabo e actualizar mi blog, y "salvando las distancias", también he hecho mención a la charla que fuimos a ver juntos...(Ah y la foto no es palgio eh! de verdad!)
Yo anoté todos los pensadores y escritores que nombró Kovadloff, por si le interesa, y algunas frases interesantes sobre la democracia, el enigma de ser un mismo, el arte y el compromiso del intelectual con la sociedad. Puede intentar leer los garabatos que recopilé, si así lo desea...

2/9/06 09:39  
Anonymous Danbat espetó...

Yo el otro día leí una entrevista a Kovadloff que hablaba, entre otras cosas, sobre la tristeza. Me gustó lo que leí y me lo guardé. Aclaro que hasta que leí esa nota, el sujeto me era desconocido. Mi nivel intelectual es muy bajo, soy más bien un mercenario técnico.

¿La charla dónde se hizo? Porque con tus viajes ya no sé dónde ves qué. Mi pregunta es por si un tipo como Kovadloff de pronto viene para Bariloche y, oh sorpresa, de pronto esta ciudad no es el antro inculto e ignorante que nuestros dirigentes parecen querer.

2/9/06 13:53  
Blogger MaxD espetó...

La charla tuvo lugar en el acartonado salón del bello y conchetísimo Llao llao Hotel & Resort, y formó parte de un ciclo de cuatro charlas (junto con Martín Caparrós, Felipe Pigna y Jorge Asís) organizadas por el Hotel, el Grupo Planeta y (ejem, cof cof) Nobleza Piccardo. Era gratis y dijeron que iban a repetir el ciclo en el verano. Aprovechan las temporadas para promocionarse, pero los lugareños podemos colarnos y sacarle el jugo, vio?

La estimadísima euphoria nos sabrá decir si se publicará alguna nota en La Puerta con la transcripción de sus garabatos... de todas formas me gustaría si pudiera darle un vistazo a esos apuntes

2/9/06 15:13  
Blogger Euphoria espetó...

Si, saldrá una nota en www.revistalapuerta.com.ar, pero los barilochenses tenemos la ventaja de leerla en carne y hueso, porque para variar, él sitio web de la revista anda poco y nada...
De todas formas la nota no representa el encuentro y todas las palabras apuntadas... siguen estando a la disposición de los interesados!
Y Danbat: si te gustó lo que leíste sobre la tristeza, hay unos ensayos de SK muy bien escritos y expuestos como "Retrato de la alegría" (para complementar) :0)

3/9/06 11:46  
Anonymous Cattel espetó...

Por algo las obras que trascienden son las que buscan respuesta o repreguntan estos temas fundamentales.

6/9/06 10:59  
Anonymous Anónimo espetó...

que cosas misteriosas del destino...
Laura

6/9/06 23:28  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home