jueves, enero 24, 2008

Martin Scorsese lee Kafka

Ayer nos enganchamos en la TV con la famosa película de Martin Scorsese, "After Hours" (1985). En algún momento la habré visto, no estoy seguro si completa, pero sí que la había visto. Pero esta vez hubo un diálogo que me llamó la atención, uno en el que cita a Franz Kafka.

No es un gran descubrimiento, si buscamos en internet encontraremos que hay varios que lo han registrado. Pero igual vale la pena repasarlo, porque se trata de uno de los cuentos más sorprendentes de nuestro autor, media carilla para martillar la cabeza: "Ante la ley". Ahora bien. En una parte de la película, el protagonista (Paul) va en búsqueda desesperada de Kiki y Horst, quienes le habían dejado una nota para encontrarse en el Club Berlin. Al llegar el guardia no lo deja entrar y le dice:

Paul: May I enter?

Guardia: I can't let you in at the moment.

P: Will it be possible to be admitted... at a more convenient time for the club?

G: It is possible, but not at the moment.

P: God.

G: If you're so drawn to it, try and force your way in

(Paul medita un instante)

G: Got any money?

P: Yes, I have money. Is that what you want? Money? Why didn't you just ask that in the first place, man? Here, it's not much. But it's all I've got.

G: I'll take your money 'cause I don't want you to feel... you left anything untried. You keep the quarter. You still have to wait a few minutes.

(...)

P: Why don't you just let me in?

G: Do you really want to go inside?

P: It's very important. I've got people in there who are expecting me. Why don't you let me in?

G: You're sure?

P: Yes, I'm sure.


Veamos a continuación estos fragmentos del texto de Kafka:

Ante la ley hay un guardián. Un campesino se presenta frente a este guardián, y solicita que le permita entrar en la Ley. Pero el guardián contesta que por ahora no puede dejarlo entrar. El hombre reflexiona y pregunta si más tarde lo dejarán entrar.

—Tal vez —dice el centinela— pero no por ahora.

(...)

—Si tu deseo es tan grande haz la prueba de entrar a pesar de mi prohibición.(...)

El hombre, que se ha provisto de muchas cosas para el viaje, sacrifica todo, por valioso que sea para sobornar al guardián. Este acepta todo, en efecto, pero le dice:

—Lo acepto para que no creas que has omitido ningún esfuerzo.

(...)


No es gran cosa, pero me agrada que me haya dado la cabeza para darme cuenta de algo así.

2 Comentarios:

Anonymous juan pablo melizza espetó...

"Ante la ley" es, creo, la quintaesencia de la literatura kafkiana, el fragmento más perturbador de una novela de por sí perturbadora: "El proceso". En ese breve relato se ven la pavura y su inclemente certeza de quietud, el miedo y las mecánicas anónimas del poder, la crueldad sustanciada en el silencio enloquecedor de una figura prepotente...

Cuánta belleza la de Kafka, cuánta belleza solitaria. Conmueve.

Junto a Borges lo más influyente de la literatura del siglo XX. Creo.

25/1/08 23:19  
Blogger MaxD espetó...

Apoyo la moción. Releo y releo "Ante la ley" y no deja de sacudirme.

26/1/08 10:42  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home