lunes, junio 23, 2008

Divagaciones sobre la crianza de niños VI: Mi primer día del padre y el pelo asesino

Esta cuestión me había quedado pendiente de relato por el reciente proceso de entristecimiento.

Fue un fin de semana complicado, sobre todo por el motivo de tristeza mencionado, pero no solo por eso.

Mi primer día del padre arrancó regalado, con un excelente par de gafas pulenta pulenta para el ejercicio al aire libre junto a una nota de Jx de sorprendente corrección gramatical, caligráfica y ortográfica (creo que a esta altura empiezo a sospechar hasta de los Reyes Magos). Todo alegría. Sin embargo, el regalante no amaneció tan bien. De todas formas ya sabemos que puede ser así. Pero la intuición de madre (por eso nunca podremos ser como ellas) pudo ver más allá. No sé con qué visión de rayos o vibración o pensamiento lateral, Cecilia fue guiada hacia el pie derecho, que una vez descubierto lucía una diminuta morcillita vasca a escala en el lugar que correspondía al dedo más pequeño. Un bendito pelo se había enroscado entre los dedos del pie, estrangulándole aquel y provocando semejante aspecto. En la guardia nos comentaron que es habitual, sobre todo en estas latitudes que uno lo suele tener abrigado todo el día y no se da cuenta de estas nimiedades. Cuestión es que super-mamá salvó a Jx del pelo asesino, insospechado de peligro hasta entonces. Otro susto para la cuenta.

4 Comentarios:

Blogger Euphoria espetó...

UF!
No te das una idea de lo informativo y productivo que puede ser tu blog.
Leer tu realidad de padre, aporta a la realidad de otros.

24/6/08 12:31  
Blogger Marcos espetó...

Mantener intacto a un hijo puede ser mas difícil de lo que parece.
Yo ya pasé por por un codo que se sale de lugar en el período en que la niña llamaba "mano" a todo el brazo y también.
Ya sé que hacer si un niño se clava un comprimido de clonazepam.
Finalmente puedo certificar que las escaleras son un muy mal lugar para que los infantes desarrollen actividades lúdicas.
Feliz desinflamación.

24/6/08 21:24  
Anonymous edwin espetó...

Que intuicion! Merece un nobel

25/6/08 08:41  
Anonymous Guty espetó...

Odio cuando las minas hacen eso, lo dejan a uno como el inútil que es.
Espero que el bebé ya esté bien.

26/6/08 09:14  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home