sábado, julio 17, 2010

Sobre la ley de unión de personas del mismo sexo

Sin duda una ley que supera en sus repercusiones a los efectos reales que tendrá sobre la mayoría de la población (al menos en lo inmediato). Pero es una ley de un alto valor simbólico. No hice mucho esfuerzo para formarme una opinión sobre el contenido de la ley en sí, de hecho para mí tendría que haber sido un trámite, una ley que pasara por las dos cámaras sin mayores sobresaltos. Pero no fue así, los sectores más reaccionarios de la sociedad salieron con todo en contra, pusieron toda la carne al asador y su impresionante poder de lobby... y perdieron. Esto creo que es lo más valioso para todos. Salir en los diarios de todo el mundo con una legislación de vanguardia aprobada es motivo de orgullo, pero haberle dado tremendo golpe en el plexo reaccionario a los sectores más retrógrados y fundamentalistas es un triunfo de una sociedad que progresa. Un pasito más en el correcto camino de la real separación de Iglesia y Estado, algo que nos debemos hace bastante, pero que espero se concrete en no mucho tiempo, ojalá poco después de la ley de despenalización por interrupción de embarazos no deseados.

1 Comentarios:

Blogger Euphoria espetó...

La separaciòn entre iglesia y estado es tan necesaria... y ademàs conduce a un camino de claridad, verdad y real avance.
Defiendo la libertad de las personas y por eso festejo la aprobaciòn de esta ley.
Saludos!!!

17/7/10 13:36  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home