viernes, marzo 13, 2009

Bourdieu en el show de los muppets

Hoy es un día muy especial, ya lo dijimos, y para colmo me desayuno con una lectura de un texto de Pierre Bourdieu en el programa de Víctor Hugo Morales (leído por él mismo), se trató de un fragmento de "Acerca de la televisión", donde se nos invita a reflexionar sobre el papel de los medios en esta histeria generalizada acerca del mentado asunto de la "inseguridad":

Para mostrarlo contaré brevemente una historia contenida en el mismo número de Actes de la recherche en sciences sociales dedicada a la influencia del periodismo, el affaire de la pequeña Karina. Es una niña del sur de Francia que fue asesinada. El diario local refiere los hechos, las protestas indignadas del padre y del hermano del padre que organiza una pequeña manifestación local, retomada por un pequeño diario y luego por otro. Se dice: “¡es atroz, un chico! ¡Hay que restablecer la pena de muerte!”. Los políticos locales se mezclan, las personas próximas al Frente Nacional están particularmente excitadas. Un periodista de Toulouse un poco más consciente advierte: “Cuidado, es un linchamiento, hay que reflexionar”. Las asociaciones de abogados se mezclan también cuando les llega el turno y denuncian la tentativa de justicia directa... La presión aumenta; y al final de cuentas, la cadena perpetua se restablece. En esta película acelerada, se ve cómo, a través de los medios, la información movilizadora, como una forma perversa de democracia directa, puede ocupar un lugar que elimina la distancia en relación con la urgencia, con la presión de las pasiones colectivas, no necesariamente democráticas, que es normalmente asegurada por la lógica relativamente autónoma del campo político. Se ve reconstituir una lógica de la venganza contra la cual todo el pensamiento jurídico, e incluso político, se constituyó. Ocurre también que los periodistas, a falta de guardar la distancia necesaria para la reflexión, juegan el papel de bombero incendiario. Pueden contribuir a crear un acontecimiento, levantando un suceso menor (el asesinato de un joven francés por otro joven también francés pero “de origen africano”) para luego denunciar a los que arrojan más fuego a la fogata que ellos han incentivado, es decir el FN que, evidentemente, explota o trata de explotar “la emoción suscitada por el acontecimiento”, como dicen los diarios poniendo en la misma bolsa, machacando al inicio de todos los noticiosos, etc.; y pueden exponer a continuación un sentimiento de virtud, de una buena alma humanista, denunciando grandes crisis y condenando sentenciosamente la intervención racista de aquél al que han contribuido a crear y al que continúan ofreciendo sus mejores instrumentos de manipulación.

Esta lectura en el horario radial central de media mañana de una de las radios más escuchadas del país es un hito de grata mención, pero mediáticamente hablando no sé qué efecto pueda tener luego de pasar al aire comentarios de oyentes (de esos que se graban en el contestador y que sirven para rellenar la falta de producción periodística) totalmente sacados y llenos de odio al estilo "hay que matarlos a todos" en varias tonalidades de viejo choto/vieja chota que realmente me estrujaron el corazón. Me pregunto qué reacción habría si se pasan al aire comentarios encendidos y descontrolados sobre colgarlo a Astiz en la plaza o a favor del aborto.

4 Comentarios:

Blogger Cosas dichas espetó...

Qué particular recorte hizo Morales! Hay una frase, justo al final de un párrafo que es esclarecedora y me hubiera gustado dejarsela en el contestador de la radio. A falta de sentido de la oportunidad, se la dejó a Ud y quién le dice, se la mandamos:

(…) “Los medios de comunicación son, en conjunto, un factor de despolitización que actúa principalmente sobre las fracciones de clase más despolitizadas del público”(…)

Esclarecedor el francés, no? Y eso que venía hablando del accidente que le costó la vida a Lady Diana.

Saludos

Geacias por linkear

PS: en la película La sociología es un deporte de combate, el propio Bourdieu cuando se lee citado en textos ajenos dice con cara de preocupación: "Pauvre Bourdieu". Seguro que esta mañana lo repitió desde donde esté.

13/3/09 16:44  
Blogger MaxD espetó...

Es una excelente idea, sobre todo que no recuerdo a ciencia cierta si la leyó hasta el final de ese párrafo. Pensemos que sí, démosle el beneficio a la duda. Aún así la lectura la sentí fría, con poca convicción y algún que otro pifie (dato no menor viniendo de un locutor de esa talla). Pero esos son problemas míos, de desconfiado nomás, de no poder perdonarle su sentido común.

Lo del francés es impresionante, de eso que te vuela la cabeza en cada lectura.

Sobre los enlaces, ud. empezó, lo menos que podía hacer era retribuirle el honor... y me da pudor aparecerme ahí en La Hora Incierta (un sitio grosso que hace buen honor a las Ciencias Sociales, no como yo que fallo) mezclado con otros sitios grossos.

14/3/09 16:42  
Blogger Euphoria espetó...

Ante todo FELIZ CUMPLE JX!
En segundo lugar, por algo los medios son considerados el 4to poder. Acá, que está todo patas para arriba, no me sorprende que tengan más autoridad y llegada que los demás poderes ineptos y momificados. La palabra de un periodista hoy en día tiene una repercusión tremenda, ocupa un lugar vacío que tal vez debería esta ocupado por otras palabras, o más bien por HECHOS.
Y sobre los comentarios de los oyentes, bueno, si, los escucho a diario, creo que ya te mecioné uno, pero por las dudas lo repito; una mujer llamó y dijo que ella está a favor de la pena de muerte ¨a medias¨. Sigo pensando acerca de qué diablos quiso decir!!!

15/3/09 13:41  
Blogger MaxD espetó...

Querida amiga a punto de estallar (jeje, se viene, se viene): Ojo que Bourdieu habla de Francia, lo cual evidencia que tal histeria no es privativa de estas pampas o de naciones atrasadas. Segundo, los "hechos" son letra muerta sin una interpretación y ahí está el quid: siempre hay una determinada lectura de los hechos, su sola mención es una determinada elección. Por último, los comentarios de oyentes a los que me refiero no se trataba de las pavadas de sentido común (o ni eso, como el ejemplo que mencionás) a las que ya estamos habituados sino una minuciosa selección de aquellos más descontrolados, sacados, dignos de ser filtrados por cualquiera con un mínimo de respeto por el lenguaje y las reglas del buen gusto. Fue algo muy raro, quisieron dar un ejemplo extremo, y se fueron directamente a la mierda, sin escalas.

16/3/09 09:33  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home