jueves, marzo 26, 2009

Nos falló la Paleontología

Está de visita mi amigo Gastón y recordamos nuestra experiencia adolescente en Bariloche de hace hoy (glup!) veinte años (también estuvieron Ariel y otros amigos que no tienen blog ni feisbuc, pobres).

Por aquel entonces llegamos en el tren para todos con el pasaje de vuelta en el bolsillo (un viaje mágico, una experiencia única e irrepetible ... para no repetir), en plena hiper, con mochilas de las antiguas (esas incomodísimas con fierros, heredadas de los viejos) con más comida que ropa (había que congelar el precio), zapatillas bien gastadas y jeans viejos y agujereados para hacer bolsa sin culpa en las caminatas (no se hacía "trekking" en esa época, se caminaba, se subía a la montaña, a un refugio, etc.). Yo tenía pelo largo (tenía pelo), escuchaba mucho Sui Generis y el viaje me lo pagué con un subsidio paterno a cambio de mano de obra poco calificada para pintar la casa, las reservas se me agotaron pronto, no solo por la hiper, sino por tener la mala idea de compartir aquel trabajo con un (desde entonces ex) amigo. Terminamos alimentándonos con pan, mate (ahí me prendió el mate) y azúcar. Produjimos una inolvidable mermelada de cerezas cosechadas a manopla de los árboles de por ahí como para variar la dieta. Todo muy jipi.

En fin, tantos años han pasado y todo esto está muy cambiado. Hicimos un minucioso trabajo de campo en Colonia Suiza tratando de identificar el camping en el que habíamos parado (se llamaba Goye, como casi todo en Colonia Suiza). La paleontología nos falló, porque no hubo caso, "debe ser por acá" pero nada determinante. De frustrados, nos clavamos flor de almuerzo y nos tiramos un rato a la sombra tratando de dominar a los críos que se turnaban para romper las bolas.

2 Comentarios:

Blogger Euphoria espetó...

Me dio nostalgia tu post.
Todavía tengo una de esas mochilas con fierros y tela verde militar en casa de mi mamá junto con un manojo de mapas que buscó un tío mío en el Instituto Geográfico Militar para recorrer los recónditos rincones del Parque Nacional Lanín.
No te imagino MaxD. Te conocí tantos años después que me cuesta imaginarte cosechando guindas, con las chapas al viento y jeans con agujeros.

27/3/09 12:15  
Blogger MaxD espetó...

Un cuadro lamentable. No te me hubieras acercado ni con un palo... por eso me costaba tanto conseguir chicas... pero la verdad que así, en campamento de nerds, nos divertimos mucho, sellamos una amistad indeleble con algunos y la cortamos con otros.

27/3/09 15:15  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home