martes, mayo 12, 2009

No me lo iba a perder

Estuvo lloviendo todo el fin de semana y el lunes amaneció con una heladita, despejado y con los cerros nevados. Es mi día de trote, pero como viene acortándose el tiempo de luz natural, se va convirtiendo en noche de trote. Miré el reloj, consideré al salame que me está apurando de mal modo con un trabajo y no lo dudé. Largué todo y rajé para la montaña a festejar la primera nevada. Cuando llegué arriba me felicité, todo blanco, impoluto salvo por algún reguero de hojas otoñales (casi lo único que puede embellecer más al piso de nieve), los árboles cargados, todo de postal. Nieve bien seca casi hasta la rodilla, y un atardecer para el campeonato.





(disculpas por la calidad de las fotos de celular pedorro, pero espero den una idea del momento)

La travesura consistió en subir por la picada del km 4 y bajar a la altura del km 8 a encontrarme con mis compañeritos de trote. Me faltaron 15 minutos para llegar a horario y por un momento sentí que podía repetir mi típica desorientación, la nieve es engañosa cuando tus puntos de referencia están en el piso (mal por mí que aún no aprendí). Por suerte uno más enfermo que yo, acompañado por un perro (lo deduje por las huellas) ayudó a confirmar lo que no estaba seguro, pero bien encaminado. Y no... no me lo iba a perder.

4 Comentarios:

Anonymous Guty espetó...

Muy bien por vos, no hay que desaprovechar las oportunidades que natura te brinda. Que envidia me da :)

12/5/09 20:58  
Blogger Euphoria espetó...

Sólo puedo expresar una sola cosa: Snif!

13/5/09 08:47  
Blogger Euphoria espetó...

Sólo puedo expresar una sola cosa: Snif!

13/5/09 08:47  
Blogger MaxD espetó...

¿Viste? Al final fueron dos cosas... De todos modos no sé qué hacer con tanta nieve sin saber esquiar, chapotear un rato está lindo pero después... Ese día me crucé con uno que estaba haciendo esquí de travesía, y se lo veía tanto o más feliz que yo.

13/5/09 08:55  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home