miércoles, abril 22, 2009

Divagaciones sobre la crianza de niños XVII: Primer vocabulario

Hasta donde entendemos estos son los primeros tres vocablos que el pequeño logra conectar con significado (es decir que no emboca sílabas sino que las enuncia en relación a lo mismo):
  1. "nononono": Es lo que hay que decir cuando se están por realizar ciertas acciones (al menos eso dicen papá y mamá cuando se dan cuenta lo que voy a hacer)
  2. "aatita" = galletita
  3. "mema" o "mama" = mamadera (la confusión es razonable)
Como verán, nada de "papá", "mamá" ni "andá a la c... de la l...", el niño aprende lo que necesita saber. Para el resto de las cosas, grita fuerte.

5 Comentarios:

Blogger Belanix espetó...

jajajajaja... me encanto el remate...

22/4/09 16:42  
Blogger Euphoria espetó...

La mía sólo grita fuerte para todo. No veo la hora de que empiece a hablar, sisisisi.

24/4/09 13:03  
Blogger MaxD espetó...

No, dentro de un año vas a entender lo que es "gritar fuerte", pero todo a su tiempo, cuando aprendas a soportar el llanto de meses, ella va a pasar a la siguiente etapa, así funcionan estos.

25/4/09 08:49  
Blogger Juan Pablo Melizza espetó...

La ventaja de escribir un diccionario que registre el idioma pragmático de los bebés, es que permite suponer una etimología que ellos todavía no pueden cuestionar. En definitiva: es un ejercicio interesante para sentir lo que deben sentir los que te señalan con el dedo cuando, como escritor en mi caso, no respetás pautas de oro en su imaginación, pues realmente sus pautas son de polvo en el viento.

Por otra parte, regresar a ese lenguaje quizá sea el más complicado desafío para un poeta... Guarda una belleza difícil de transmitir pero imprescindible cuando se la vive...

En "Puentes Amarillos" no hace falta que te invitemos che... ¿O sí?

Saludos, Juan Pablo

25/4/09 15:58  
Blogger Ana espetó...

Uno de mis amores (1,1/2) me llama abela, la otra abola (2 1/2) Creo que los respectivos padres no corrigen el sonido de los diptongos. Cuando trato de corregirlos, mirándolos fijo y pronunciando claro y fuerte ¡A BUE LA...! se ponen a llorar como si los estuviera matando. Quizás tenga que ver que los pincho con mis bigotes cuando los beso. Y relacionan. No lo sé.

27/4/09 01:09  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home