martes, abril 07, 2009

Crisis is coming

A alguien se le ocurrió que era importante que yo presencie un curso para un sistemita de carga de propuestas comerciales. Me pagaron el viaje así que no tuve más excusas. Debieron ser un par de relajadas jornadas educativas, pero se destacó un ambiente sombrío, entre triste y resignado sobre una situación que se avecina difícil de superar como hacía años que no vivíamos (más bien todo lo contrario, no dábamos abasto).

La segunda tarde de inútil aprendizaje fue interrumpida por un webcast corporativo (al mejor estilo "Metrópoli" o la más moderna "Con V de Venganza" con esos altoparlantes para todo público) sobre la situación: postergación y caída de gran cantidad de proyectos (en ejecución o por ejecutarse). La expectativa de máxima para este año es vender solo un 8% menos que el año anterior. Ante esto, el capo que hablaba en referencia a un (siempre) insufrible power point dijo las tres palabras obscenas en las que resumía su plan de acción (y que por supuesto nos incluía como ejecutores): focus, speed and flexibility, ilustrada con una foto de dos tipos trotando a la par en lo que parecía una carrera de aventura (lo cual potenció mi enojo dado el afecto que siento por ese tipo de actividades deportivas).

Y mi mañana siguiente, que había reservado para trámites varios, terminó absorvida por una reunión de un grupo de personas desorientadas que tenían (tenemos) que trabajar día y noche para presentar una propuesta para un proyecto imposible de ganar.

Pinta que será un año (al menos) para aguantar y sobrevivir con lo mínimo, un año de hibernación y depresión.

4 Comentarios:

Anonymous Mariano espetó...

Max: perdoneme. No sé si se acuerda de mí, de Artepolítica.
Lo de depresión lo interpreto en el sentido psicológico, no económico del término. Hago bien? Si es así, coincide bastante con las referencias que tengo respecto de otros sectores.
Me parece que una de las claves para relativizar los efectos negativos de todo este asunto pasa por, justamente, no deprimirse demasiado. Es un año perdido (que analizando un poco la forma en que funciona el capitalismo no es ninguna tragedia; es algo normal, y por lo que vemos de lo más leve que se puede esperar en estos tiempos).
Saludos

7/4/09 10:53  
Blogger MaxD espetó...

Mariano, sin duda no quise usar el término en ninguna acepción técnica (tal vez ni siquiera psicológica). Pero leíste bien la intención del texto, que era pintar un panorama que ve alguien como yo al aparecer ocasionalmente en la oficina, quien por una condición particular vivo y trabajo alejado de allí. No me voy a cortar las venas por esto, pero el bajón me duró un par de días.

El mencionado webcast tuvo claramente la intención de disciplinar al personal, presentarlo ante el nuevamente creciente ejército de reserva para (una vez más) preservar su rentabilidad y la salud económica de sus accionistas.

7/4/09 11:41  
Anonymous eu espetó...

> (que analizando un poco la forma en que funciona el capitalismo no es ninguna tragedia; es algo normal, y por lo que vemos de lo más leve que se puede esperar en estos tiempos).

claro que hay claramente ciclos de negocios con booms y recesiones. la pregunta ahora es si este ciclo en particular es una depresion en lugar de una recesion. no creo que este tan claro aun. el mundo industrial no tiene (creo) tanta experiencia en superar este tipo de situaciones sin secuelas.

veamos donde estamos en doce meses, y por ahora tratemos de atarnos a las sillas :)

/eu

10/4/09 16:41  
Blogger MaxD espetó...

La cuestión es quién paga las secuelas. Yo intuyo que, al tener esta crisis características de alto componente financiero, así como picó para abajo puede saltar.

15/4/09 08:50  

Publicar un comentario

Enlaces a esta nota:

Crear un vínculo

<< Home